itLaPlata

VALORES

Secuelas de la pandemia, ayudemos a ayudar

Pandemia - Solidaridad

Una de las secuelas de la pandemia, aunque no sea su causa principal, es la crisis económica de muchas familias. Uno de los temas tratados en nuestro último itCaffè, y que nos preocupa a todos. Lo positivo es la solidaridad que se despierta en estas circunstancias, aunque hará falta una fuerte cuota de magnanimidad para ayudarnos entre todos.

Pandemia pasajera y realidad permanente

El último tema tratado en nuestro ya tradicional itCaffè, fue el lúgubre panorama internacional. No es nuestra intención ser aves de mal agüero o hacer periodismo amarillista, sin embargo no podemos mirar a un costado.
Como comunidad italiana inserta en Argentina, vemos tristemente el agravamiento de una realidad casi permanente en nuestra vida cotidiana.
A raíz de la extensa cuarentena, muchas familias se quedaron sin el sustento cotidiano, viéndose en la necesidad de recurrir a centros de asistencia para proveerse de lo mas indispensable.
Esta situación afectó considerablemente a quién tuvo que suspender durante largo tiempo el ejercicio de un oficio que le permitía sustentarse.
A la crisis sanitaria se suma la crisis económica que trae aparejada la pandemia actual, nunca antes vista.

Pandemia - Comedor
“Olla popular” en Berisso. Autor: Parroquia san Francisco Berisso.

Las instituciones italianas se vieron afectadas también, mas esto no impidió que muchas de ellas pusieran a disposición de las autoridades sus estructuras. A pocas semanas de iniciado el aislamiento, el Circulo Siciliano de La Plata ofreció gentilmente su sede social y recursos.
Estos gestos de solidaridad ponen de manifiesto hasta qué punto nuestra colectividad se compromete con el bien común del país.

Italia y Argentina, dolor compartido

Sabemos todos el duro trance en que se haya Italia, nación tan cara a todos nosotros, por ser la madre patria.
En estos momentos, el dolor moral de tantos italianos e ítalo-descendientes del mundo, es una razón mas para estar unidos. Una unidad que duele en las entrañas, pero buscando ante todo no rendirnos a la angustia y la desesperanza, pues de las cenizas se ha erguido un centenar de veces nuestro pueblo, y esta vez no será la excepción.
El estrecho vínculo de nuestra red se puso de manifiesto en el intercambio de experiencias de todas las itCittà del mundo.
Sin duda, todo nos encontramos confundidos en esta singular pandemia, pero el objetivo es común: non mollare.
Una segunda ola de contagios pareciera romper las ilusiones de una navidad en familia. No obstante, se refuerzan las esperanzas en los equipos de estudiosos que avanzan cada en busca de una cura.

Pandemia - Olla popular
Barrios y parroquias trabajan juntos. Autor: Parroquia san Francisco Berisso.

Pandemia no mata caridad

Al margen de las cifras de contagios y fallecidos, las estadísticas de personas carenciadas se han quintuplicado. Parroquias y centros religiosos de nuestra ciudad, que hasta marzo atendían alrededor de ochenta familias, ahora asisten a más de trescientas.
Apenas iniciada la cuarentena, Caritas Argentina redobló sus esfuerzos en asistencia a personas necesitas. Los párrocos se pusieron a la cabeza de la logística, que debe funcionar de manera ordenada y sincrónica junto a los jóvenes que colaboran desinteresadamente.
Si se pasa cerca de la Basílica del Sagrado Corazón, se puede constatar esta afirmación al observar las filas de personas que recurren a esta casa salesiana en busca de alimentos, vestido, calzado, e incluso materiales de construcción.
La esperanza es una realidad concreta, tanto mas, en la medida en que nos comprometemos a colaborar para remediar tantos males.
Jóvenes y adultos trabajan sin descanso para aliviar el dolor de tantos afligidos, y esto es esperanzador. Es una buena oportunidad para ayudar a ayudar.

Pandemia - Dia del niño
Día del niño en Berisso. Autor: Parroquia san Francisco Berisso.

Organización barrial

Las organizaciones barriales de asistencia no cesan en su lucha. Merenderos, comedores, “copa de leche”; todas estas iniciativas populares son un pilar moral en el día de hoy.
En muchos casos, parroquias y organizaciones barriales se han dado la mano para trabajar juntos. Desde empresarios que han tenido grandes gestos de magnanimidad y que prefieren permanecer en el anonimato, a personas humildes, todos se han hecho uno.
Desde aportar dinero a preparar la merienda, servirla, higienizar los espacios, todo es tarea de todos.
Este ejemplo de trabajo conjunto nos recuerda a nuestros inmigrantes, cuando todos al cumplir su horario de trabajo iban a ayudar a un paisano a construir su casa. Esta misma actitud debe despertar hoy en nosotros, no solo entre italianos por ser italianos. Pisamos el mismo suelo, respiramos el mismo aire, nos alumbra el mismo sol. Esto es razón suficiente.
Todos podemos ser parte de esta fuerza renovadora, que sin duda prevalecerá más allá de la pandemia.

Secuelas de la pandemia, ayudemos a ayudar ultima modifica: 2020-11-18T05:32:42-03:00 da Franco Mangarella

Commenti

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
To Top
3
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x